Sábado, Abril 19, 2014
Text Size
Articulos Nunca te Arrodilles….!!!

Deprecated: Assigning the return value of new by reference is deprecated in /home/unmensaj/public_html/plugins/content/yoo_gallery.php on line 77

Nunca te Arrodilles….!!!

Espero entiendas bien esto: nunca te arrodilles ante el que te maltrata y sádicamente goza haciéndote sufrir.

Si eres esposa agredida levántate y defiende tu derecho como mujer y  que le ley se encargue del déspota agresor. No le des gusto a su alma enferma y hazle ver que no viniste a este mundo a ser objeto de violencia de ningún acomplejado que usa su fuerza física para dominar a los demás.  Nunca te arrodilles ante el que tiene algún poder o mandato sobre ti, sea maestro, médico, juez, sacerdote, presidente, policía o jefe, porque si toda autoridad viene de Dios, debe usarse para mandar como El quiere, y no para explotar, engañar y manipular en nombre de  oscuros intereses.  Nunca te arrodilles ante el que más dinero tiene, porque sólo Dios merece todo honor y gloria, y los poderes de este mundo son pasajeros, caducos y al final todo envejece y muere.  Nunca, nunca te arrodilles ante nadie de este mundo, porque éste de Dios viene y ante Dios, el que nunca muere y  el que todo  puede, iremos a rendir cuentas y los idólatras se quedarán fuera sufriendo el castigo  eterno con fuego ardiente.

Recuerda pues que quien tiene dignidad inherente a su ser y que de Dios viene, quien ha sido creado a imagen y semejanza del Dios viviente, y de ti estoy hablando, jamás caerá de rodillas ante la mera ilusión de dioses que parecen estar vivos, pero que son de puro barro y que con el tiempo desaparecen y mueren. Abre tus ojos y defiende tu derecho a rendir culto a quien todo lo puede y que es la Trinidad Santa, eterna y que de la vida es fuente, y quien te dará lo que el mundo jamás puede, que es el gozo total y la felicidad para siempre. Escucha, para siempre, y nadie ni nada de este mundo puede garantizarte ni una hora más de vida, y lo más que pueden ofrecerte es placer momentáneo, poder efímero y un tener dinero que la felicidad comprar nunca puede.  Sí, no puede comprar la mirada tierna  de un niño, las gracias sinceras de un hermano, la risa desbordante de un grupo de amigos, el cariño, el amor y la ternura de un cónyuge y la bendición de un Dios que ama a los humildes y ofrece su ser omnipotente a los que tienen su corazón despojado de toda egolatría y egoísmo.

Hay gente que está arrodillada permanentemente, cambiando de dioses de acuerdo a sus burdos y bajos intereses, y que rinden culto al diablo por unas migajas de triunfos mal habidos y que son capaces de vender a su propia madre por mantenerse en la cúspide del uso de los poderes de un mundo vacío y dominado por poca gente. Da pena, mucho dolor, ver cómo caen en la tentación de adular, adorar, rendir a culto a personas, instancias públicas o privadas, movimientos ilegales, negocios sucios y asquerosos para luego “tomarse la foto” en la galería de ricos y famosos, en cualquier lugar de este planeta degenerado y loco. ¡Qué asco!, pero tú hermano no caerás en esto y rechazarás cualquier tentación diabólica como Jesús que ante la seducción del maligno, que le prometía los reinos del mundo, levantando la voz, con energía y don de mando, largó al demonio al fondo del infernal lago, donde se cuecen los traidores, los judas que por treinta monedas, cambiaron al Redentor y cayeron en tinieblas. ¡Tú no, mi hermano, tú no!.  Y si algo ha pasado, a tiempo estás para levantarte con  todo el ánimo, y renunciar a tus adoraciones y encontrar el abrazo del Dios de la Misericordia y a caminar erguido por el sendero del Amor Pleno, sabiendo que al cielo se entra de pie ante el mundo y de rodillas  ante Dios, el siempre primero.

¡De rodillas ante Dios, sólo Dios!, repito, esa debe ser tu consigna mi hermano, y tu caminar en esta vida deberá caracterizarse por tu dignidad a prueba de cualquier seducción y engaño del “padre de la mentira”, sabiendo que con honradez y hasta escasos recursos, aún arrastrando una pobreza injusta provocada por tanto descaro de estructuras hechas por corruptos, tú algún día por gracia divina alcanzarás la gloria del cielo por haber demostrado el desprecio por la cosas creadas cuando se ponen en lugar del Dios eterno.  De rodillas ante Dios y El te dirá: “ven conmigo al paraíso de los justos por haber permanecido fiel” donde cantaremos para siempre las glorias del Reino, adorando al Único, al Todopoderoso, al Santo, al Dios que nos hace invencibles, amén.

 

 

 

Santo del día

Evangelio

Noticias